SB Divers
primera experiencia cursos padi fun & dive packs proximos viajes
Jorge Vargas

Bucear con Ella

Escrito por Jorge Vargas

Buzo Advanced Open Water Diver

28/07/2021

 

“¡Guille! Planeemos nuestra luna de miel”... fue esa frase la clave para que la gran aventura empiece. Siempre tuvimos claro que queríamos vivir una gran aventura juntos y un poco lejos del Perú, pero no sabíamos muy bien dónde. Luego de varios debates, evaluar nuestras posibilidades y descartar varios lugares, decidimos que el lugar perfecto sería el Sudeste Asiático. Optamos por visitar solo dos países, así no invertiríamos nuestras cuatro cortas semanas, de vacaciones bien ganadas, en vuelos por todo el Sudeste. Cada uno escogió un país, Luna optó por Filipinas, específicamente El Nido y Corón y yo por Indonesia, siempre tuve a Bali en mi checklist y ahora puedo decir “Misión Cumplida”.


Como todo buen turista, nos tocaba meternos de lleno a averiguar qué había para hacer en estos lugares, fuera de las excelentes playas de las fotos que habíamos visto en nuestra búsqueda, cuando aún, no sabíamos adonde viajar. Empezamos a investigar y mientras más investigábamos, más emocionados y ansiosos por tomar esos vuelos, muchos vuelos... 39 horas en total para cumplir nuestro sueño.


Descubrimos que habían paseos en moto por todas las islas, donde solo Google Maps llega, tours para conocer playas de agua cristalina, paisajes que solo habíamos visto en postales, templos con mucha historia, excelentes reviews sobre la calidad de la gente y muchos, pero muchos, Dive Centers.


Luego comprenderíamos que la palabra “mucho” no va de la mano con el buceo.
Nos volvimos locos viendo las increíbles fotos submarinas con las que estos Dive Centers promocionaban sus packs; mantarayas, tiburones, peces de todos los tamaños y colores, naufragios de la Segunda Guerra, víctimas de algún bombardeo enemigo, lugares que guardaban mucha más historia de la que cualquier libro pueda aguantar y por supuesto, el increíble, profundo e infinito mundo azul.

 

No había nada más que pensar, Luna y yo teníamos que vivir eso y teníamos que hacerlo juntos. No tardamos ni un minuto en darnos cuenta que si vas a Filipinas e Indonesia y no conoces este increíble mundo submarino, tu viaje estaría incompleto. Casi casi como visitar el norte peruano y no comer un ceviche tomando una cerveza frente al mar.

 


 

Cerré la computadora y agarré el teléfono, llamé a un gran amigo de toda la vida que desde hace unos años está sumergido, literalmente, en este mundo del buceo. No podía dejar de hacerle consultas, lo llené de preguntas. Pero la que más me importaba resolver era: ¿qué necesito para poder hacer lo que tú haces y poder conocer, lo que a mis 34 años, ya me había perdido por mucho tiempo?


Lo primero que me dijo fue que debía certificarme y que nunca, pero nunca bucee solo. ¡Era perfecto! Ya contaba con la mejor Buddy Dive de la vida, Luna estaba tan emocionada como yo por iniciar nuestro camino a esas mantarayas, tiburones y naufragios. Ahora solo faltaba un pequeño detalle, la Certificación de buceo PADI.
Fernando, mi amigo, me contactó con SB Divers. Excelentes profesionales, gente muy divertida pero sobre todo muy disciplinada y responsable.

 

Fue en la bahía de Pucusana, en nuestro querido Chuncho, donde Luna y yo logramos nuestra primera Certificación PADI. Después de realizar diferentes pruebas prácticas y teóricas, pasar momentos increíbles bajo el mar de Lima, solo viviendo el presente y con el apoyo constante de nuestro Instructor Jose Cabero y el Divemaster Carlos, logramos convertirnos en OPEN WATER DIVERS. Estábamos felices, cada vez más cerca de las profundidades y claramente convencidos de que el buceo se había convertido en parte inherente de nosotros.

 


¡Llegó el momento! solo 39 horas y un poco más nos separaban de esta aventura, nuestra aventura.


Viernes 10 de mayo del 2019 - Aeropuerto Internacional Jorge Chávez - 19:45 horas. Una voz con tono tranquilo pero con un mensaje alarmante, para muchos, sonaba en nuestros oídos: “Última llamada para los pasajeros del vuelo KLM 7618 con destino Amsterdam”. Alarmante para muchos, pero no para nosotros. Habíamos llegado casi 4 horas antes de nuestro vuelo y nada ni nadie nos privaría de este viaje. 19:55 horas el Boeing 777 se separaba del suelo y era oficial. ¡Nuestra aventura acababa de comenzar!


Fueron 28 días increíbles en el paraíso, ¡todo era verdad! Paseamos en moto por todas las islas que visitamos, solo siguiendo las indicaciones de Google Maps, tomamos incontables tours para conocer playas de agua cristalina, ahora nos tocó a nosotros fotografiar los mismos paisajes que solo habíamos visto en postales, visitamos templos con mucha historia, tuvimos la excelente fortuna de poder conocer gente de todo el mundo y mucha gente local; los reviews no mentían, ¡qué maravilla de gente! Y lo mejor de todo... incontables Dive Centers.

 


No tardamos ni 5 segundos en declarar los días de buceo como los mejores del viaje. Fueron 10 días de full buceo entre El Nido, Corón, Nusa Penida y Bali. Pudimos bucear con mantarayas de hasta 8mts, ver peces de todos los tamaños y colores, naufragios de la Segunda Guerra y por supuesto el increíble, profundo e infinito mundo azul. Nos la pasamos buscando tiburones, pero el destino nos lo tenía guardado para otro momento...y vaya que sí.

Los tiburones estaban aproximadamente a 25mts de profundidad y nosotros como OPEN WATER DIVERS solo podíamos llegar a 18mts. Seguridad antes que todo. “Será para la próxima”, dijimos.


Sin duda alguna, tuvimos un viaje increíble. Pero lo mejor de todo es haberlo compartido con mi esposa. Siempre hemos tenido cosas en común, pero era la primera vez que compartíamos el mismo hobby. Yo tenía el fútbol y ella salía a correr de vez en cuando. Es en el buceo donde encontramos nuestro momento, lejos del trabajo, lejos de las preocupaciones, lejos de la ciudad y del mundo. Un espacio, que si bien lo compartes con gente increíble, es un espacio para nosotros dos. Sin duda encontré a la mejor Buddy Dive del mundo.
Como era de esperarse, no nos quedamos con las ganas de bajar un poco más. Regresando de Filipinas e Indonesia empezamos nuestra Certificación ADVANCED 
OPEN WATER DIVER con SB Divers, la misma escuela de buceo que nos sumergió en este increíble mundo y nos enseñó todo lo que sabemos en lo que a buceo se refiere. Profesionalismo absoluto, buena onda, equipos de primera y un staff de clase mundial.

 

 

A solo unas semanas de regresar del sudeste, tuvimos la increíble suerte de ganar un viaje de buceo a Roatán, Honduras, nuevamente gracias a SB Divers. Fue en este viaje donde realizamos 21 buceos juntos y por supuesto el destino nos tenía una experiencia pendiente. Logramos conocer de cerca a los imponentes Tiburones, pero esa historia la dejaré para otra oportunidad.

No quiero terminar este corto texto, sin recordarles que somos nosotros los que entramos en el mar, somos nosotros los que debemos respetar a todas las especies, somos nosotros los turistas de las profundidades, somos nosotros los que estamos de visita en el gran azul y somos nosotros los que tenemos la responsabilidad y el deber de cuidarlo.

“No dejes nada, que no sean pisadas en la arena, no tomes nada, que no sean fotografías y no conserves nada, que no sean buenas memorias”

¡Nos vemos abajo!

 

REGRESAR